icono No trabajamos solos

No trabajamos solos

No trabajamos solos

Hemos leído el entorno y hemos aunado esfuerzos con organizaciones locales que conocen el territorio y llevan procesos adelantados. Con ellos nos hemos fortalecido mutuamente. Entre estos colectivos, se destacan:

Arts Collegium

a través de la fotografía y el video niñas, niños y jóvenes de Guatavita, Sesquilé y Guasca conocen, reconocen y se apropian de su entorno natural, propendiendo por una sostenibilidad generacional.

Asociación de Mujeres Emprendedoras de Guatavita (Ameg): hace parte del fortalecimiento a cadenas de valor y emprendimiento a partir de la transformación de la leche. Muchas de las integrantes de Ameg hacen parte del proyecto a través de sus fincas, por tanto, están en un fortalecimiento permanente.

Asociación de Mujeres de Sesquilé (Amuses)

se encargaron de la restauración de la cuenca del río San Francisco, es una muestra de cómo la equidad de género y la restauración van de la mano. Muchas de las integrantes de Amuses hacen parte del proyecto a través de sus fincas, por tanto, están en un fortalecimiento permanente.

Sabias Montañeras

a través de elementos multimediales se ha buscado exaltar el rol integral de la mujer campesina, destacando sus oficios tradicionales, su capacidad de mantener latente sus costumbres y su relación con el territorio en el que se desarrollan estos quehaceres.

Bosque Nativo

de la mano de ellos realizamos la implementación de las estrategias de restauración ecológica en el municipio de Tausa.

Corporación Mujer y Tierra

su objetivo principal es diseñar, generar, fomentar y administrar programas, actividades y proyectos que propendan por el desarrollo sostenible en la localidad de Usme, en Bogotá. De la mano de ellas el proyecto adelantó medidas de restauración en predios de esta zona.

Agregua

es la asociación de granjeros ecológicos de Guasca. Junto a ellos también se hicieron procesos de restauración en predios de este municipio.