icono Bancos de Hábitat

Bancos de Hábitat

Bancos de Hábitat

bancos-de-habitat

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible ha venido trabajando en el marco conceptual de La “Estrategia nacional de compensaciones ambientales del componente biótico”, busca generar herramientas, mecanismos e instrumentos que, enmarcados bajo los lineamientos dela Política para la Gestión Integral dela Biodiversidad y sus Servicios Ecosistémicos (PNGIBSE). La estrategia tiene como objetivo orientar la formulación e implementación de las compensaciones que establezcan las autoridades ambientales en el marco de ejecución de proyectos, obras o actividades sujetos de licencia ambiental, aprovechamiento único del recurso forestal por cambio de uso del suelo y sustracciones de reservas forestales, bajo una visión ecosistémica, que contribuya a la conservación mediante la implementación de acciones de preservación, restauración en cualquiera de sus enfoques o uso sostenible, con resultados medibles y cuantificables, para contribuir en el cumplimiento de los objetivos de conservación del país.

Como parte del desarrollo de la estrategia y teniendo en cuenta las lecciones aprendidas en la implementación del manual adoptado en 2012, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible presenta la actualización del manual de asignación de compensaciones del componente biótico, (Resolución 256 de 2018) incluyendo el cálculo de los factores de compensación, dónde realizar las compensaciones por pérdida de biodiversidad en proyectos licenciables, los aprovechamientos forestales únicos y la sustracción de reservas forestales protectoras nacionales y regionales, así como las formas, modos, mecanismos y acciones de compensación.

Los bancos de hábitat, tal como se expone en la Resolución 1051 del 2017, se presentan como una alternativa para cumplir con los requerimientos de las compensaciones ambientales. En otros países, los bancos han demostrado ser un instrumento adecuado para mejorar la implementación de las compensaciones. En el caso de Colombia, se presentan como una alternativa para materializar esquemas de compensación efectivos, que faciliten procesos de restauración de ecosistemas y de mantenimiento de los servicios ecosistémicos.

Uno de los objetivos de la iniciativa en el país es dinamizar la implementación de las compensaciones e inversiones ambientales obligatorias, para esto, las organizaciones que requieran cumplir con dichas obligaciones, deberán establecer terrenos extensos donde se realicen actividades de preservación, restauración, rehabilitación, recuperación y/o uso sostenible para la conservación de la biodiversidad.

Además de proteger los recursos naturales, estos Bancos de Hábitat contribuirán al desarrollo social y económico en las zonas rurales donde sean ubicados, pues su funcionamiento bajo el esquema de pago por resultados, permitirá realizar inversiones anticipadas generando resultados medibles y cuantificables en cuanto a conservación.

De otra parte, los Bancos de Hábitat pueden viabilizar iniciativas de conservación a través de acciones de preservación, restauración, uso sostenible de los ecosistemas y su biodiversidad, todo esto bajo una modalidad especial: el esquema de pago por desempeño, en el que los pagos al Banco de Hábitat se deben realizar solamente cuando se cumplen los hitos de gestión y desempeño pactados entre las partes, asumiendo el responsable del Banco de Hábitat el riesgo financiero del cumplimiento de los hitos.

La comunidad local se puede beneficiar de la siguiente manera:

  • Oportunidades de ingresos para dueños, poseedores o tenedores de predios con vocación de conservación.
  • Los Bancos de Hábitat permiten la reducción de costos de implementación y manejo para los usuarios, así como una mayor eficacia en el seguimiento y control por parte de las autoridades ambientales.

La economía nacional se puede beneficiar de la siguiente manera:

  • Facilitan la implementación de medidas de compensación a los desarrolladores de obras y proyectos. Por lo tanto, contribuyen a que estos cumplan con sus obligaciones ambientales, pues se reducen los costos transaccionales derivados de la búsqueda de áreas para implementar las medidas.
  • Ofrecen una nueva oportunidad ambiental, social y económica a los responsables de los Bancos de Hábitat. Esto favorece la dinamización del sector de conservación y restauración ambiental.
  • La empresa realiza los desembolsos asociados a sus obligaciones ambientales al banco de hábitat una vez sean efectivas las gestiones realizadas en términos del cumplimiento ante la autoridad ambiental y el mejoramiento o la conservación de la biodiversidad. Esto difiere de un esquema tradicional en el cual las empresas contratan de manera independiente los procesos de formulación e implementación de su plan de compensaciones ambientales o de inversión forzosa, y donde, una vez aprobado el plan, se generan nuevos procesos de contratación que requieren de anticipos para la compra de material vegetal y de otros instrumentos necesarios para la siembra, cerramientos, monitoreo, etc.

A 2020, Colombia cuenta con dos bancos de Hábitat uno en el Meta y otro en Antioquia. El Banco de Hábitat del meta cuenta con aproximadamente 622 hectáreas y Banco de Hábitat del Antioquia cuanta con 647 hectáreas. La ubicación de estos bancos de hábitat se puede consultar en el Sistema de Información ambiental de Colombia (SIAC) , subcarpeta Registro único de Ecosistemas y Áreas Ambientales (REAA).

La iniciativa, que proporciona una nueva contribución a la conservación y está acorde con los instrumentos y gestión ambiental del territorio, generará ganancias en conservación, medibles y demostrables, en términos de cumplimiento de hitos de gestión y de impacto, aportando además información en materia de biodiversidad al Sistema Nacional de Biodiversidad (SIB) Colombia.

Los bancos se podrán financiar a partir de inversiones provenientes del sector público y/o privado, recursos de cooperación internacional Recursos de la inversión forzosa de no menos del 1% de los proyectos objeto de licenciamiento ambiental y/o de compensaciones ambientales de licencias, permisos, concesiones, y demás autorizaciones ambientales, entre otras.


icon-file-pdfDocumento para consulta

Resolución 1051 del 2017 «Por la cual se reglamentan los Bancos de Hábitat consagrados en el Título 9, Parte 2, Libro 2, Capítulo 3 del decreto 1076 de 2015, y se adoptan otras disposiciones»


Documentos de interés