icono Convenios Sobre Químicos

Convenios Sobre Químicos

Convenios Sobre Químicos

Convenio de Minamata

El Convenio de Minamata tiene por objeto controlar la contaminación por mercurio. Colombia ratificó el Convenio mediante la Ley 1892 de 2018 y entró en vigor en el 2017, el país ha adelantado acciones en la participación de las Conferencias de las Partes. Presidió el Grupo de países de América Latina y el Caribe (GRULAC) y contó con el respaldo de este Grupo para ejercer la vicepresidencia de la Cuarta Conferencia de las Partes del Convenio, que se realizará en el año 2021 en Balí, Indonesia. Adicionalmente, Colombia fue elegida para celebrar la consulta regional preparatoria para la CoP4 del Convenio. Se destaca que en cumplimiento de las obligaciones del tratado, el país presentó el 27 de diciembre de 2019 su primer informe corto bienal para la Convención.

Para mayor información sobre el Convenio, remitirse a este link: http://www.mercuryconvention.org/INICIO/tabid/5689/language/es-CO/Default.aspx

Convenio de Rotterdam

El Convenio de Rotterdam tiene como finalidad promover la responsabilidad en el comercio internacional de algunos plaguicidas y productos químicos peligrosos para proteger el medio ambiente de posibles daños que también puedan alterar la salud humana. Colombia ratificó el Convenio mediante la Ley 1159 del 20 de Septiembre de 2007 y ha participado en las Conferencias de las Partes que se realizan en conjunto con los Convenios de Basilea y Estocolmo. En particular, Colombia hace parte del grupo de trabajo intersesional que se encarga de revisar la efectividad del convenio.

Para más información sobre este Convenio, remitirse a este link: http://www.pic.int/

Convenio de Estocolmo

El Convenio de Estocolomo tiene como objetivo adoptr medidas para el control de los contaminantes orgánicos persistentes. Este Convenio fue ratificado mediante la ley 1159 de 2007. Colombia ha participado activamente en las reuniones realizadas en el marco de este convenio, cuyas Conferencias de las Partes se realiza en conjunto con el Convenio de Rotterdam y Basilea. Entre los avances más importantes, se destacan los proyectos cofinanciados por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial dirigidos a la implementación del Convenio como:

  • Proyecto Regional ONU Medio Ambiente/GEF “Continuación del Apoyo Regional en la Implementación del Plan de Vigilancia Mundial de Contaminantes Orgánicos Persistentes (COP) en los países de América Latina y el Caribe”: ha tenido avances en materia de cuantificación de contenido de COP en leche materna y en la Ciénaga Grande
  • Proyecto GEF «Reducción de liberaciones de contaminantes orgánicos persistentes no intencionales (UPOPs, sigla en inglés) y de mercurio en la gestión de desechos hospitalarios, tratamiento de desechos electrónicos, procesamiento de chatarra y quemas de biomasa», tiene como objetivo prevenir y minimizar la generación de UPOPs y actualizar su inventario, prevenir y reducir las liberaciones de mercurio, fortalecer el marco institucional, administrativo, legal, técnico y normativo para la reducción de UPOPs y mercurio, y difundir lecciones aprendidas, seguimiento y evaluación.

Para mayor información sobre el Convenio, remitirse a este link: http://chm.pops.int/; https://quimicos.minambiente.gov.co/index.php/residuos-peligrosos/convenio-de-basilea

Convenio de Basilea

El Convenio de Basilea sobre el control de los movimientos transfronterizos de desechos peligrosos y su eliminación fue aprobado el 22 de marzo de 1989 por la Conferencia de Plenipotenciarios en Basilea (Suiza). Tiene como objetivo proteger la salud del medio ambiente y las personas frente al desecho de los residuos peligrosos. Colombia aprueba el Convenio mediante la Ley 253 de 1996 y reafirmó su compromiso con la gestión ambientalmente racional de los productos químicos al acoger la décima reunión de la Conferencia de las Partes (COP10) de la Convención de Basilea

Para más información sobre este Convenio, remitirse al siguiente link: http://www.basel.int/; https://quimicos.minambiente.gov.co/index.php