Noticias
noviembre 20, 2021

Cerros de Mavecure, protegidos por un negocio verde indígena

  • “Nosotros no permitimos que se corte ninguna flor o planta de aquí, ni tampoco que se arroje basuras”: Iván Barrios, joven indígena.
  • Hoy termina en Medellín Bioexpo Antioquia 2021, donde cientos de negocios verdes han expuesto sus bienes y servicios amigables con la naturaleza.

Inírida (Guainía), 20 de noviembre de 2021 -MADS-. Cobijados por leyendas y conocidos como una de las grandes maravillas de la Amazonía colombiana, se encuentran, a orillas del río Inírida, en Guainía, los imponentes Cerros de Mavecure.

Mono, con 480 metros (m) de altura; Pájaro, con 712 m., y Mavecure, con 170 m son los nombres de estas tres rocas gigantes que le muestran al mundo una parte de la riqueza ecosistémica de Colombia.

Estos cerros integran el Escudo Guyanés o Escudo de las Guyanas, región geográfica ubicada al noreste de América del Sur y una de las zonas más antiguas del planeta. En la lengua curripaco, Mavecure se forma del término ‘mavi’, que es una palma, y ‘cure’, un veneno con que se untaban las flechas. Cuentan que estos tres enormes montículos de piedra eran considerados, en el pasado, lugares en donde los humanos iban a hablar con los dioses.

Pero además de ser una maravilla para quienes tienen el privilegio de verlos, los alrededores de estos cerros son el hogar de especies como el tigre, que, según las comunidades que allí habitan, es el que más domina estos territorios; también moran venados, tapires, cafuches o marranos silvestres, lapas, entre otras.

Asimismo, en el entorno de los cerros viven diferentes comunidades indígenas, entre estas puinaves, cubeos, tucanos, kurripakos, sikuanis y nativos de venado, a la que pertenece Iván Barrios, un joven indígena que adelanta labores como guía turístico a través del negocio verde Asozhonm, desarrollando acciones que salvaguardan este majestuoso ecosistema.

“Nosotros no permitimos que se corte ninguna flor o planta de aquí, ni tampoco que se arroje basuras en el sendero o se haga algún daño. Lo que buscamos es que el turismo no le haga daño a los cerros. En mi comunidad hacemos productos sostenibles como abanicos, artesanías en madera reciclada, mochilas en fibra de otras plantas, pero todo sin dañar el ecosistema”, comenta Barrios.

Asozhonm es uno de los 113 negocios verdes de turismo de naturaleza que oferta bienes y servicios amigables con la naturaleza y que está avalado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la mano de la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Norte y el Oriente Amazónico (CDA).

Y precisamente, con el fin de fortalecer negocios verdes como este, que salvaguardan los ecosistemas, y de apostarle a una reactivación económica más sostenible, el Minambiente y la Gobernación de Antioquia llevan a cabo, en el Jardín Botánico Joaquín Antonio Uribe de Medellín, la novena versión de Bioexpo, la feria más importante de negocios verdes de Latinoamérica, que culminará hoy. La CDA hace presencia en este evento con cinco negocios verdes.