140308 Tráfico ilegal
Campaña nacional a favor del Ambiente
"Seamos santos en Semana Santa con la flora y la fauna colombiana": ministro Lozano




El Ministerio de Ambiente, Vivienda y DesarrolloTerritorial, la Policía Nacional y las autoridades ambientales se unieron en la Semana Mayor para concientizar y sensibilizar a la sociedad civil colombiana.

"Es una campaña nacional en la que tendremos cuñas radiales en todos los programas regionales, en todos los programas radiales, en las emisoras comunitarias, comerciales, de tal manera que logremos llegar con este mensaje a todos los rincones del país", dijo Lozano Ramírez.

De esta manera el ministro Juan Lozano Ramírez explicó que el mensaje de la campaña es muy claro frente al tráfico ilegal de especies en vía de extinción que adicionalmente hacen parte de nuestro patrimonio natural, y que existe la costumbre de capturarlas atentando contra su supervivencia.

"En Semana Santa reforzamos los controles y las campañas de prevención, una tarea conjunta con la Policía Nacional y la Policía Ambiental para asegurar la protección de nuestra biodiversidad", manifestó el Jefe de la Cartera Ambiental.

Durante su intervención precisó que se llevarán a cabo numerosos controles en todo el país para prevenir el tráfico de especies de flora y fauna, en la época de Semana Santa.

"Los controles tienen un componente de pedagogía y sensibilización de la comunidad, para que las familias entiendan que los animales silvestres deben estar en libertad en su hábitat, y lo segundo un ejercicio de Policía Ambiental con los Carabineros, con la Dijín, con los puntos de vigilancia en las carreteras de Colombia para asegurar que no se esté traficando con las especies", resaltó.

Recordó además a los feligreses devotos, que para la bendición de los ramos, vale cualquier flor, lo importante es no atentar contra los recursos naturales, en especial de la palma de cera.

Durante el lanzamiento de la Campaña, estuvo presente el Brigadier General, Mauricio Santoyo Velasco, quien destacó el trabajo articulado con las autoridades ambientales del país. "Se han incrementado los operativos, la Policía cuenta con un personal especializado que depende de la Dirección de Protección el cual tiene la tarea de coordinar e intercambiar información con las Autoridades Ambientales para incrementar los operativos en esta época del año".

FAUNA

El tráfico ilegal de especies en Colombia afecta a 234 especies de aves, 76 de mamíferos, 27 de reptiles y 9 de anfibios.

El impacto es superior en las especies de "Perezosos" (Bradypus variegatus, Choloepus hoffmannii) y de primates como el Mico Tití gris (Saguinus leucopus), especie endémica de Colombia, el Mico Maicero (Cebus albifrons) y el Mico negro o marimonda (Ateles belzebuth).

De igual forma, el tráfico Ilegal afecta a diferentes especies de aves silvestres tales como mirlas, toches, azulejos, guacamayas y loros, las cuales tienen amplia demanda en el mercado ilegal de mascotas, debido a sus llamativos colores y su comportamiento social.

FLORA

De otra parte, la tala y el tráfico ilegal de maderas es otro problema creciente que amenaza la subsistencia de varias especies, particularmente de aquellas con un alto valor comercial en los mercados nacionales e internacionales, consideradas como maderas "finas", tales como el cedro, guayacán, amarillo, comino, entre otras.

Por tratarse de una actividad extractiva que implica bajas inversiones, la tala y el tráfico ilegal de madera se realiza tanto a gran como a pequeña escala para satisfacer necesidades básicas y proporcionar combustible doméstico.

Igualmente significativa es la extracción y comercio ilegal de plantas ornamentales, tales como orquídeas y cactus, que aún cuando actualmente algunas especies son cultivadas en condiciones controladas, todavía muchas especies raras y amenazadas de extinción son tomadas del medio silvestre para alimentar colecciones privadas.

En el caso colombiano, la presión extractiva que enfrentan las especies silvestres se ve agravada por la demanda de individuos y/o productos para atender un comercio ilegal a nivel nacional e internacional.

Un comercio ilegal que sin lugar a dudas no genera beneficios ni sociales ni económicos a las comunidades rurales que se encuentran en la base de la cadena comercial y que por ende tampoco le trae beneficios al país.

CAMPAÑA NACIONAL EN PRO DEL MEDIO AMBIENTE

Esta campaña nacional corresponde a un esfuerzo de cooperación establecido entre el Ministerio y la Policía Nacional de Colombia, a través del Grupo de Policía Ambiental y Ecológica y pactado en el convenio interadministrativo de cooperación No 17F/2006, suscrito entre el FONDO NACIONAL AMBIENTAL-FONAM y LA POLICIA NACIONAL DE COLOMBIA.

La necesidad de poder generar una campaña de esta magnitud, se identifica como una de las prioridades establecidas en la Estrategia Nacional para la prevención y control al Tráfico Ilegal de Especies Silvestres, que el Ministerio viene poniendo en marcha desde el 2002, y la cual se encuentra orientada a la atención de todas aquellas actividades ilícitas de aprovechamiento, movilización, tenencia, uso y comercio de especímenes silvestres, entendiendo como tales a todos los organismos de la diversidad biológica ya sean vivos, muertos o a cualquiera de sus productos, partes o derivados.

La Estrategia Nacional para la Prevención y el Control del Tráfico Ilegal de Especies Silvestres, busca consolidar una serie de acciones efectivamente articuladas entre los diferentes actores que participan en la gestión ambiental, tales como Autoridades Ambientales Regionales, Parques Nacionales Naturales, Institutos de Investigación y organismos Policivos y de control, que conduzcan a la generación de mayor conocimiento y adopción de medidas de conservación de las especies silvestres afectadas por el tráfico ilegal, desarrollo de modelos de uso y comercio sostenible de especies silvestres que sustituyan el tráfico ilegal, la distribución justa y equitativa de beneficios y una mayor concientización y sensibilización de la sociedad colombiana frente a la problemática y al reconocimiento del potencial y de la importancia por nuestros recursos biológicos y genéticos.


 





Imprimir