GUÍA AMBIENTAL EXPLORACIÓN DE CARBÓN

2. MEDIDAS DE MANEJO AMBIENTAL

CONTENIDO

PLAN DE MANEJO AMBIENTAL

2.1 ZONIFICACIÓN Y DELIMITACIÓN DE ÁREAS PARA MANEJO AMBIENTAL

2.2 CONTROL DE RUIDO Y EMISIONES ATMOSFÉRICAS

2.2.1 CONTROL DE MATERIAL PARTICULADO

2.2.2 CONTROL DE RUIDO

2.3 MANEJO DE AGUAS RESIDUALES DOMÉSTICAS

2.3.1 TRAMPA DE GRASAS

2.3.2 TANQUE SÉPTICO

2.3.3 FILTRO ANAERÓBICO

2.3.4 CAMPO DE INFILTRACIÓN

2.4 MANEJO DE AGUAS DE ESCORRENTÍA NO CONTAMINADAS

2.4.1 CANALES PERIMETRALES INTERNOS

2.4.2 DIQUES PERIMETRALES DE CONTENCIÓN

2.4.3 LAGUNAS DE SEDIMENTACIÓN

2.5 MANEJO DE AGUAS ACEITOSAS

2.5.1 DIQUES CONTENDORES

2.5.2 TRAMPA DE GRASAS Y ACEITES

2.5.3 LAGUNAS DE ESTABILIZACIÓN

2.6 MANEJO DE AGUAS DE LUBRICACIÓN Y TIERRA DE PERFORACIÓN

2.6.1 DIQUE PARA MEZCLADO DE BENTONITA

2.6.2 CANAL DE RECOLECCIÓN Y CONDUCCIÓN DE BENTONITA Y TIERRA

2.6.3 LAGUNA DE SEDIMENTACIÓN

2.6.4 RECIRCULACIÓN DE AGUAS

2.7 MANEJO DEL RECURSO SUELO

2.7.1 REMOCIÓN Y MANEJO DE CAPA ORGÁNICA

2.7.2 DISPOSICIÓN DE RESIDUOS SÓLIDOS

2.8 MANEJO DE FLORA Y FAUNA

2.9 MANEJO PAISAJÍSTICO

2.10 GESTIÓN SOCIAL

2.10.1 INFORMACIÓN DEL PROYECTO

2.10.2 ESTRATEGIAS DE VINCULACIÓN DE MANO DE OBRA

2.10.3 EDUCACIÓN AMBIENTAL

2.10.4 SALUD OCUPACIONAL Y SEGURIDAD INDUSTRIAL

2.11 EXPLORACIÓN Y RESCATE ARQUEOLÓGICO

2.12 PLAN DE CONTINGENCIAS -PDC

2.12.1 PRESENTACIÓN GENERAL

2.12.2 OBJETIVO GENERAL DEL PDC

2.12.3 OBJETIVOS ESPECÍFICOS DEL PDC

2.12.4 LINEAMIENTOS GENERALES SOBRE EL CONTENIDO DEL PDC

2.12.5 DEFINICIONES

2.12.6 IDENTIFICACION DE RIESGOS EN PROYECTOS DE EXPLORACIÓN DE CARBÓN

2.12.7 CRITERIOS PARA EVALUAR EL NIVEL DE RIESGO

 

ÍNDICE DE LA GUÍA

CAPÍTULO ANTERIOR

CAPÍTULO SIGUIENTE

PLAN DE MANEJO AMBIENTAL

Con base en las políticas ambientales de la empresa y con los impactos ambientales identificados y evaluados, se realiza la planificación de las acciones para el manejo de los mismos, entendiendo por manejo de impactos las acciones encaminadas a su prevención, corrección, mitigación y compensación, para el caso de los impactos negativos y a la potencialización y orientación, para el caso de los impactos positivos. La organización de las diferentes acciones se hace a través de la elaboración de un PLAN DE MANEJO AMBIENTAL-PMA.

El PMA se elabora para cada una de las etapas técnicas de un proyecto, ya que en cada una de ellas se presentan impactos específicos. Por lo tanto el PMA contempla programas y proyectos para cada una de estas etapas. En este capítulo se indica la estructura básica de un PMA para la actividad de exploración de carbón, su contenido y las estrategias de ejecución de las acciones recomendadas. En la Tabla 2.1 se muestra la relación de las medidas básicas de manejo ambiental sugeridas para la exploración de carbón.

NOTA: Las dimensiones y especificaciones de las obras y sistemas recomendados para el control de la contaminación y la protección de los recursos naturales, que se incluyen en las siguientes secciones de este capítulo, corresponden a situaciones típicas de requerimientos de personal, insumos y producción de residuos en proyectos exploratorios de carbón. En consecuencia, para su adopción es necesario revisar previamente las condiciones reales del proyecto en cuestión y efectuar los ajustes pertinentes.

Tabla 2.1 Medidas de manejo ambiental para exploración de carbón

Numeral

PROGRAMAS

PROYECTO

  COMPONENTE FISICOBIÓTICO  

2.1

Delimitación de áreas de manejo ambiental Zonificación / delimitación de Campamentos base y móvil

2.2

Control de ruido y emisiones atmosféricas Control de material particulado

Control de ruido

2.3

Manejo de aguas residuales domésticas Construcción trampas de grasas

Construcción tanque séptico

Construcción filtro anaeróbico

Construcción campo de infiltración.

2.4

Manejo de aguas de escorrentía no contaminadas Construcción de canales

Construcción diques de contención.

Construcción lagunas de sedimentación.

2.5

Manejo de aguas aceitosas Construcción diques contenedores.

Construcción trampas de grasas y aceites.

Construcción lagunas de estabilización.

2.6

Manejo de aguas de lubricación y tierra de perforación Construcción dique mezcla de bentonita.

Construcción de canal y manejo bentonita

Construcción de laguna de sedimentación

Recirculación de aguas.

2.7

Manejo del recurso suelo Remoción y manejo de capa orgánica.

Disposición de residuos sólidos.

2.8

Manejo de flora y fauna  

2.9

Manejo paisajístico  
  COMPONENTE SOCIAL  

2.10

Gestión Social Información del proyecto.

Vinculación de mano de obra local.

Educación ambiental.

Salud ocupacional y seguridad industrial.

2.11

Exploración y rescate arqueológico Reconocimiento, prospección, rescate y monitoreo arqueológico.

Divulgación de resultados.


2.1 ZONIFICACIÓN Y DELIMITACIÓN DE ÁREAS PARA MANEJO AMBIENTAL

La zonificación y delimitación de las áreas de trabajo o de intervención por parte de una obra o actividad, es una medida de manejo ambiental efectiva en la prevención de accidentes, en la mitigación o reducción de los efectos negativos de una determinada acción nociva para el medio ambiente y también ayuda a puntualizar las áreas afectadas y con ello facilita su control.

 

2.1.1 ZONIFICACIÓN AMBIENTAL

La zonificación ambiental permite hacer una clasificación del área a intervenir, de acuerdo con su naturaleza, estado de conservación, características ecológicas y sociales. Esta zonificación define y delimita Áreas de protección, en las que prohíbe realizar cualquier tipo de actividad diferente a la de proteger o conservar el ecosistema; Áreas de intervención, en las que se puede desarrollar diferentes actividades y Áreas de intervención con restricción.

 

2.1.2 DELIMITACIÓN DE ÁREAS PARA MANEJO AMBIENTAL

La delimitación de las áreas para manejo ambiental está determinada por la naturaleza de la actividad que se va a desarrollar y tiene por objeto reducir al máximo la extensión de las áreas que puedan resultar afectadas por la realización de una determinada actividad. Este tipo de delimitación se puede hacer a nivel de instalaciones de un proyecto (campamentos, talleres, oficinas, bodegas) o a nivel de frentes de trabajo (sitios de descapote, de movimiento de tierras, de perforación, de excavación o de operación de maquinaria)

Una vez se tiene la ubicación y diseño de las obras a realizar, se hace la delimitación física (cerramiento), esta es una medida necesaria desde la implantación de instalaciones o frentes de trabajo, hasta el retiro o desmantelamiento de las mismas. El cerramiento de áreas para instalaciones temporales se puede hacer mediante estacas o cercas de fácil remoción; para frentes de trabajo se hace con cinta de color amarillo, sostenida por estacas, la cual señaliza las áreas de restricción para personal ajeno a la obra.

Es usual que en los proyectos exploratorios de carbón se requieran dos tipos de campamentos: El campamento fijo o campamento base, desde el cual se coordinan todas las actividades del programa y los campamentos móviles. Como campamento fijo generalmente se utiliza una vivienda ya existente cerca a un núcleo poblacional, en la zona, la cual se adecua de tal manera que cumpla con las normas de higiene, comodidad, y seguridad requeridas, además de una buena infraestructura en cuanto a los accesos, disponibilidad de materiales, provisiones y seguridad. Los campamentos móviles, son instalaciones temporales, que tienen como objetivo principal, reducir los desplazamientos desde el campamento base y servir de depósito de herramientas y combustibles y desde luego, de soporte para realizar las perforaciones. En razón de que en las áreas de cada uno de los campamentos se realizan distintos tipos de actividades, las medidas de manejo ambiental que se sugieren, en las siguientes secciones de este capítulo, hacen alusión a su aplicabilidad en relación con uno u otro.


2.2 CONTROL DE RUIDO Y EMISIONES ATMOSFÉRICAS

Las fuentes más comunes de la alteración de la calidad del aire en el área de desarrollo del proyecto son: (i) el tráfico de vehículos, (ii) la operación de maquinaria y (iii) el efecto del viento sobre áreas descapotadas. La prevención y el control de estos posibles impactos se puede lograr de una manera relativamente sencilla con medidas como las indicadas a continuación.

 

2.2.1 CONTROL DE MATERIAL PARTICULADO

Proteger el material de excavación y el presente en los sitios de almacenamiento temporal.

Reducir el área y el tiempo de exposición de los materiales almacenados.

Humectar los materiales expuestos al arrastre del viento.

Empradizar lo más rápido posible las áreas de suelo en los cuales se ha removido la vegetación.

Cubrir los vehículos que transportan material de construcción y humedecer frecuentemente las vías no pavimentadas para evitar la dispersión del material particulado en el aire, de acuerdo con la resolución No. 541/94 del Ministerio del Medio Ambiente).

 

2.2.2 CONTROL DE RUIDO

El correcto mantenimiento (lubricación, sincronización etc) de los equipos y de la maquinaria utilizada en el proyecto es una medida que surte un efecto importante en la reducción de los niveles de ruido, otra medida recomendable es analizar la posibilidad de adecuar los horarios de trabajo para no interferir con las horas nocturnas de descanso. Adicionalmente se sugieren para el control de este impacto las siguientes actividades.

La responsabilidad de respetar las señales y normas de tránsito.

Transitar a velocidades controladas al circular por las vías secundarias y accesos con el fin de no causar daños a la propiedad privada o pública, ni atropellar personas o animales.


2.3 MANEJO DE AGUAS RESIDUALES DOMÉSTICAS

El manejo y control de las aguas residuales domésticas ARD se realiza únicamente para el campamento base, y se plantea como sistema de tratamiento la utilización de un pozo séptico que debe ser construido antes de habitar el campamento. En caso de que el sitio seleccionado para la instalación del campamento posea una infraestructura adecuada para el manejo de las aguas residuales domésticas, no será necesaria la construcción de este sistema. El tratamiento primario de las ARD se desarrolla en cuatro etapas como se describe a continuación:

 

En la primera etapa, se hace la remoción de grasas mediante una trampa de grasas.

En la segunda etapa, el efluente resultante pasa por un pozo séptico conformado por cámaras separadas, en el cual se llevan a cabo procesos de digestión y decantación de las aguas.

En la tercera etapa, el efluente del pozo séptico es tratado en un digestor - percolador de lecho fijo (filtro anaeróbico) en donde se produce la descomposición final de materia orgánica carbonácea.

En la cuarta etapa, el efluente del filtro anaeróbico pasa por un campo de infiltración, el cual recibe directamente el efluente y lo dispone en el suelo mediante una serie de zanjas convenientemente localizadas, allí el agua se percola permitiendo su oxidación y disposición final.

 

2.3.1 TRAMPAS DE GRASAS

Función: El objeto de la trampa de grasas, es permitir por medio de una cámara en la parte superior de la caja, la separación de grasas, las cuales luego se pueden remover por flotación.

Diseño: La trampa se diseña según el número de personas servidas. En la Tabla 2.2, se muestran dimensionamientos tipo, de acuerdo con el número de personas servidas.

Tabla 2.2 Dimensiones aproximadas de trampas de grasas

POBLACION

DIMENSIONES APROXIMADAS -TRAMPA DE GRASAS-

No. PERSONAS

A (m)

B (m)

H (m)

10

20

30

0,50

0,50

0,55

0,45

0,50

0,55

0,75

0,80

0,85

Construcción: La estructura será construida en concreto con una resistencia a la comprensión de 3.000 PSI, con aditivos especiales para la resistencia a la corrosión e impermeabilización del concreto. En caso de no ser en este material, las paredes y el fondo se pueden pañetar en un espesor de 2 cm.

El dispositivo de entrada a la caja es un codo de 90o, que desvía el afluente hacia abajo en unos 0,4 m. El dispositivo de salida es una T de 0,15 m de longitud, lo que permite que la capa de grasa no obstruya la boca del tubo de entrada.

 

2.3.2 TANQUE SÉPTICO

Función: En el tanque séptico se lleva a cabo la digestión y decantación del efluente en cámaras separadas. El período de retención está comprendido entre 1 y 3 días; durante este período, los sólidos se sedimentan en el fondo del tanque, en donde tiene lugar una digestión anaeróbica, ayudada por una gruesa capa de espuma que se forma en la superficie del líquido. Se logra así la retención de sólidos biodegradables contenidos en el material orgánico.

Diseño: En el Tabla 2.3 se presentan el dimensionamiento básico, según del número de personas servidas, y en la Figura 2.1 se muestra un esquema del mismo. Para el diseño de tanques sépticos en campamentos, se tiene un caudal de diseño básico de 95 L/persona/día.

Tabla 2.3 Diseño de tanques sépticos para campamentos

 

Capacidad líquida

Dimensiones recomendadas

Capacidad total

No. de

Nominal del tanque

Ancho

Largo

Profundidad

personas

(Litros)

A (m) L1 (m) L2 (m) LíquidaD (m) Total

H (m)

Litros

Hasta 10

1500

0.7 1.3 0.6 1.2 1.5

2000

20

2250

0.9 1.3 0.7 1.3 1.6

2880

30

3000

1.0 1.5 0.8 1.4 1.7

3910

 

Figura 2.1 Tanque séptico

Construcción: La estructura debe ser construida en concreto, con una resistencia a la comprensión de 3.000 PSI, con aditivo especial para la resistencia a la corrosión e impermeabilización integral. En caso de no ser en este material, las paredes y el fondo se pueden pañetar en un espesor de 2 cm.

Antes de fundir la placa de piso del pozo, se efectuará una base en recebo convenientemente compactado de 0,1 m de espesor.

Deben proporcionarse accesos adecuados a cada compartimiento del pozo, para propósitos de inspección y limpieza. Dichos accesos podrán ser tapas, ya que el tanque es superficial, con diámetro mínimo de 0,60 m cada una.

El dispositivo de entrada, estará conformado por un tubo localizado a 7,5 cm mínimo por encima del nivel normal del líquido; así mismo, se colocará una pantalla deflectora a por lo menos 15 cm bajo el nivel normal del líquido. El dispositivo de salida, contará con una pantalla deflectora, que se ubicará bajo la superficie del líquido (a una longitud igual al 40% de la profundidad del líquido) y un tubo de salida, que corresponde a la descarga del tanque.

 

2.3.3 FILTRO ANAERÓBICO

Función: Permite la descomposición final de la materia orgánica carbonácea.

Diseño: El filtro anaeróbico es un tanque de concreto o ladrillo, alimentado por el fondo, a través de una cámara difusora. El efluente entra a través de esta y sube por entre los intersticios dejados por el agregado, formando una película biológicamente activa, la cual degrada una parte importante de la materia orgánica. Con este sistema, la eficiencia en remoción de DBO5 es altamente dependiente de la temperatura, que en general podría ser del orden de 70%.

Para el dimensionamiento de la unidad, se usará un volumen unitario de filtro de 0,05 m3 por habitante servido.

El filtro tendrá una capa de fondo de 40 cm de grava gruesa y una capa superior de arenas gruesas y gravas finas de 10 cm de espesor. En consecuencia, la profundidad del lecho será de 0,60 m.

Las dimensiones para el filtro anaeróbico, dependiendo de la población a servir, se presentan en el Tabla 2.4. En la Figura 2.2 se muestra un esquema del filtro con sus dimensiones.

Tabla 2.4 Dimensionamiento del filtro anaeróbico

No. de personas

Volumen

(m3)

Ancho

A (m)

Largo

L (m)

Profundidad

h (m)

10

0.50

0.70

1.20

0.60

20

1.00

0.90

1.85

0.60

30

1.50

1.00

2.50

0.60

 

Figura 2.2 Filtro anaeróbico

Construcción: La estructura debe ser construida en concreto con una resistencia a la comprensión de 3.000 PSI, con aditivos especiales para la resistencia a la corrosión e impermeabilización del concreto. En caso de no ser en este material, las paredes y el fondo se pueden pañetar en un espesor de 2 cm.

Antes de fundir la placa de piso del filtro anaeróbico, se debe efectuar una base en recebo convenientemente compactado de 0,1 m de espesor.

El material que conformará el lecho filtrante, debe provenir de piedra o grava triturada, cenizas de hulla o escoria de altos hornos, limpios y libres de polvo o material fino. Así mismo, el material debe poseer aristas definidas, superficies ásperas y no se aconseja la utilización de gravas de río.

 

2.3.4 CAMPO DE INFILTRACIÓN

Función: En el campo de infiltración se percola en el subsuelo el efluente a tratar, permitiendo así su oxidación y disposición final. El área de infiltración se calcula en metros cuadrados de suelo, según el caudal efluente del tanque séptico, se considera que la percolación se lleva a cabo en una zanja de sección rectangular y que se produce en la base de la zanja.

Tabla 2.5 Dimensionamiento de áreas de infiltración

Tasa de infiltración

(m3/m2-día)

No. de personas

Caudal

(m3/día)

Área de infiltración

(m2)

0.030

10

0.95

31.7

20

1.90

63.3

30

2.85

95.0

0.040

10

0.95

23.8

20

1.90

47.5

30

2.85

71.3

0.050

10

0.95

19.0

20

1.90

38.0

30

2.85

57.0

0.060

10

0.95

15.8

20

1.90

31.7

30

2.85

47.5

 

Construcción: Para construir una zanja de infiltración, son necesarios los siguientes materiales: gravas o piedras trituradas de granulometría variable, comprendida entre 2 y 5 cm, tubería de gres de 4" de diámetro y papel impermeabilizado o película de polietileno.

Una vez excavada la sección, se debe efectuar un raspado de las paredes y fondo para eliminar el remoldeo del área absorbente; a continuación, se procede a retirar el material sobrante y a rellenar la zanja con una capa de 15 cm de espesor mínimo, de gravas o piedras trituradas de la granulometría especificada, hasta obtener el nivel sobre el cual deben localizarse las tuberías de distribución. Estas tuberías serán de PVC, de 4" de diámetro e instaladas con aberturas de 5 mm.

Para evitar obstrucciones, las juntas se recubren en la parte superior, con una nueva cama de gravas o piedra triturada, de manera que cubra los tubos y deje una capa de 5 cm de espesor mínimo, por encima del borde superior de la tubería. A continuación, se coloca el papel impermeabilizante o la película de polietileno, cuya función es mantener el lecho de grava libre de partículas de tierra y, finalmente, se cubre la zanja con una capa de tierra compactada de 30 cm mínimo para aislar la zanja.