Regresar...
Instrumentos administrativos y gerenciales
 

Los instrumentos administrativos y gerenciales proporcionan medios para consolidar y fortalecer las estructuras administrativas de GAM y para generar fortalezas propias. Estos incluyen procedimientos o protocolos de funcionamiento, manuales y guías de gestión,
los cuales indican lo que hay que hacer y cómo hacerlo en la administración del medio ambiente. Igualmente toda administración deberá hacer seguimiento a su gestión,
evaluar la eficiencia y eficacia de las acciones relacionadas con la función pública que les compete, para ello suministrará un Sistema de Indicadores de gestión, mecanismos de control y evaluación del desempeño
administrativo.

Para hacer seguimiento y evaluación de los procesos administrativos relacionados con la Gestión Ambiental Municipal, se sugiere consultar el documento Estrategias para la aplicación (Segunda Parte: «Estrategias de Seguimiento y Evaluación del Sistema de Gestión Ambiental Municipal») que hace parte de esta publicación. En él se detallan procedimientos de seguimiento:

a) A la aplicación del SIGAM en el municipio,
b) A la ejecución del Plan de Acción Ambiental Local PAAL,
c) A la evolución de la Capacidad de Gestión Ambiental o Índice GAM.

Estos instrumentos contribuyen a generar procedimientos
administrativos más eficientes y adecuados, contribuyen a un mejor ejercicio de las competencias y funciones ambientales del municipio y establecen mecanismos de seguimiento y control del cumplimiento de las funciones ambientales del municipio, de cada institución, de los actores económicos y de la ciudadanía en general.

6.3.1 Seguimiento al desarrollo de la Gestión Ambiental Municipal

El objetivo de realizar seguimiento y monitoreo a la GAM, más que evaluar o calificar su eficiencia y eficacia, es detectar los aciertos y debilidades del Sistema, conocer
qué situaciones internas o externas al municipio dificultan o facilitan el desarrollo de la GAM, con el fin de aplicar oportunamente los ajustes y correctivos necesarios, y conocer permanentemente nuevas necesidades.

Existen dos niveles de seguimiento al desarrollo de la Gestión Ambiental Municipal: El primero se realiza al interior del municipio, la dependencia encargada del tema ambiental
deberá construir los indicadores de seguimiento:

El segundo nivel de seguimiento se realiza desde afuera de la administración municipal, ya sea por entidades como la Personería o la Contraloría, o por parte de los ciudadanos
a través de las Veedurías ciudadanas y Auditorías ambientales.

El control y vigilancia es una de las estrategias de la gestión ambiental y no un objetivo ni un sinónimo de ésta. Dicha estrategia estará dirigida a asegurar el cumplimiento de las
normas ambientales, de las funciones ambientales de la administración municipal y de los compromisos adquiridos por instituciones y particulares en el marco de concertaciones,
planes de manejo, audiencias públicas y otros mecanismos de acuerdo, aplicables al interior de los escenarios de gestión.

La Estrategia de Control y Vigilancia es un mecanismo de seguridad complementario de las estrategias de educación y participación, los incentivos y demás medidas dirigidas a
la construcción de autocontrol y códigos voluntarios
de conducta.

En tal sentido, las actividades de control y vigilancia deben cumplir dos funciones:

• Defensa de los derechos ambientales colectivos e individuales amparados por las normas vigentes, frente al detrimento que puedan causar actuaciones particulares.
• Fortalecimiento del autocontrol y el control social.
Se sugieren las siguientes etapas:
• Definición de responsables institucionales.
• Constitución de veedurías ciudadanas.
• Seguimiento a la Gestión Ambiental según programación.
• Evaluación y detección de fallas por causas endógenas o exógenas.
• Correcciones y ajustes a la programación.

6.3.2 Gerencia de proyectos y ejecución de acciones

Se sugiere aplicar la metodología de seguimiento y evaluación a la aplicación del PAAL, donde encontrará indicadores de gestión de proyectos ambientales, programas y áreas estratégicas, y al PAAL en general. Adicionalmente
se deberá hacer seguimiento a:

• La puesta en marcha de las acciones programadas
en Programas y Proyectos que forman parte del Plan de Desarrollo o de la Agenda Ambiental.
• La asignación de responsabilidades institucionales a las dependencias encargadas de la ejecución de obras y proyectos.
• Los concursos y/o selección de contratistas para ejecución de acciones.
• La programación de recursos y tiempo.
• El desarrollo de la programación.

6.3.3 Retroalimentación y continuidad

La continuación y ajustes al proceso de Gestión
Ambiental incluye:
• Actualización permanente de la información.
• Detección de nuevas necesidades.
• Renovación de compromisos.
• Actualización permanente del PAAL.

El gráfico 4 puede orientar la estrategia de seguimiento, control y monitoreo a la gestión ambiental municipal.

Documento Guia del SIGAM
(Ver todo el documento)

 

I Contáctenos I Web Site MAVDT I
Realizado por el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial
Con el apoyo del Instituto de Estudios Ambientales -IDEA-
de la Universidad Nacional de Colombia
Todos los Derechos Reservados.
Tercera Edición. Revisada y Actualizada.
Bogotá, Colombia 2007.
ISBN 958-9487-27-0